/ lecciones que nos ha dejado el 2020

Si tuviéramos que describir a este año 2020, definitivamente sería con las siguientes características: Intenso, revelador, desafiante y disruptivo. Jamás imaginamos que pasaría algo así, pero pasó y todavía está pasando, dándonos golpes para aprender, y ser así las lecciones que nos deja el 2020. 

Todos nuestros planes, rutinas y vidas normales dieron un giro de 180 grados en este 2020. Una transformación fuerte, para retarnos, ponernos a prueba nosotros mismos, a otros y sobre todo, para darnos lecciones, que muchos de nosotros, tal vez, no estábamos preparados para asumir o recibir en algún momento. 

¿Qué hemos percibido y aprendido de este 2020? 

Sí, lo que define este año es la pandemia del COVID, que trajo miedos, preocupaciones, ansiedad, temores, crisis y situaciones dadas  por sentado, o que no nos tomábamos la molestia de prestar atención. A todos los que vivíamos en el apuro, ajetreo constante, la vida nos detuvo de un solo golpe.

Un portazo en plena cara. Negativo para muchos, para el mundo, pero a pesar de lo pesimista que pudo ser y es, rescatamos que fue una apertura de ojos, de mentes para el resto del universo. 

Quiero compartirles las lecciones que nos deja el 2020, que personalmente he asumido, y que el equipo de Libertate también considera pertinentes compartir. ¡Veremos que tanto nos enseñó! 

Lo primero… 

Ser agradecidos: Jamás imaginamos que nuestras rutinas, nuestras vidas normales iban a vivir algo como lo que estamos viviendo, a muchos nos hizo ver la vida con otra perspectiva y de manera afortunada, me enseñó a ser más agradecida todos los días y no dar nada por sentado hasta que suceda de verdad. 

 Lo segundo… 

Ser empático: Nunca sabemos lo bien o mal que lo están pasando los demás. Podemos ver las redes, hablar por videollamada o simplemente no conocer a nadie y solo verlo en el supermercado, pero al entender todo esto, me llevó a aprender que todos pasamos por lo mismo. Así que no se vale juzgar. Trata de no hacerlo tan seguido. 

Las personas están menos comprometidas con sus libertades, capacidades y su propia salud psicológica y metal, sobre todo estos últimos años donde la rutina nos había opacado nuestra capacidad de acción, de dar, recibir y  de ser felices a pesar de que nuestras verdades no sean aceptadas como queremos por todo el mundo.

Tercero… 

Aprender de nosotros mismos: Conmocionados por el encierro, muchos fuimos sorprendidos por las habilidades, destrezas y cualidades que cada uno tiene y que no teníamos idea que podríamos hacerlo. Empezamos a conocernos, y a descubrir más sobre las cosas que necesitamos o que nos hacían falta, y no le dábamos importancia, cómo hacer ejercicios y dedicar tiempo al cuerpo. 

En tiempos donde no hay más nada que hacer, y tu mente solo piensa, comienzas a cuestionar todo. Te da duro y te pone a decidir. 

La mente es súper poderosa. Hay que aprender a cultivarla, educarla y relajarla. Como dicen: Darle cariñito. Desde ya, hasta el año que viene es necesario hacerlo, vienen cosas más duras. Esta es una de las lecciones que nos deja el 2020 de gran importancia.

Cuarto… 

Amar, querer más y extrañar: Pasar una pandemia sola, sin tu familia más querida. Dar positivo (sin síntomas) y sólo poder comunicarte por teléfono y no tener contacto físico es una sensación terrible. Sin embargo, tuve amigas valiosas que les agradezco vivir esa experiencia junto a ellas. Creo que fui afortunada en tenerlas desde que comenzó todo. 

Y es allí, cuando te das cuenta que a veces no nos permitimos ni un momento en conocer bien con quienes vivimos o compartimos todos los días. No todos tuvieron la suerte de vivir experiencias positivas durante las cuarentenas absolutas, es parte de todo una experiencia. 

Creo que lo más importante, extrañar. No poder estar con mis seres más queridos, preocuparte por amigos, sus familiares y saber que hay que dedicarles atención de vez en cuando, disfrutar de sus compañías, conversaciones y hasta regaños. Extrañar es uno de los sentimientos más fuertes pero sanadores de la vida. 

Quinto… 

Aprovechar el tiempo: Si haces un plan llévalo a cabo, si planeas unas vacaciones, ve y disfruta. Si quedas con tus amigos un fin de semana, pero te da pereza, motívate a ir. No se sabe lo que pueda pasar en cuestiones de segundos, todo cambia de la noche a la mañana, luego te arrepientes de todas esas oportunidades de vivir que pudieron haber pasado pero por simple desinterés no se dieron. 

Disfruta cada momento, una frase que es, sin duda, una de las lecciones que deja este 2020.

Sexto…

Entender los sentimientos: Sé que no soy la única que ha tenido momentos increíbles y momentos de bajón en esta pandemia y durante todo el año. Hoy también entiendo que está bien. Está bien sentirse frustrado, enojado, impaciente, ansioso… está bien y es normal, le pasa a todos. Aprendamos a entender nuestros sentimientos y emociones, a ponerles nombre y a hablar sobre ellos. Para así normalizarlos y de ser necesario, pedir la ayuda que se requiera. 

Séptimo… 

Somos valientes: Poseemos una valentía poderosa para afrontar y moldear cada situación complicada que la vida nos pone en el camino. Necesitamos seguir cultivándola un poco más y con coraje, porque sin el desarrollo de estas cualidades, será casi imposible sentir que tenemos la fuerza de seguir adelante y superar todo aquellos que más nos asusta.   

Por último y para cerrar… 

La mayoría de nosotros necesitamos sentirnos seguros, y también sentir que podemos encontrar seguridad y tranquilidad en nuestros hogares, trabajos, espacios y con las personas que nos rodean. Por eso, agradecer por todas las cosas que pasaron este 2020, lo que nos dejó bueno y malo, nos ayudó a cuidar nuestra esperanza y valor, el de los nuestros y el del resto del mundo para seguir adelante con lo que nos trae este 2021. 

Estas son las lecciones que nos deja el 2020 al equipo de Libertate ¡Cuéntanos qué otras lecciones te ha dejado el año!

Ilustración: Freepik

Impactos: 28

Comparte

Escrito por

Kairy De Vasconcelos

Politóloga y Copywriter. CEO fundador de Libertate. Frenética de los viajes y de cualquier rincón en el mundo. @Kaikaydv