Condominio de Supervivencia.

Un espacio que parece pertenecer a una serie de ciencia ficción podría convertirse en el hogar de quienes quieran pagar su precio para sobrevivir lujosamente. Sí, hablamos  de un silo de misiles a un búnker de supervivencia de lujo. 

Construido en el año 1960, donde se albergaba los misiles nucleares Atlas en plena Guerra Fría. Es convertido ahora en un búnker de supervivencia ultramoderno, apto para aquellos que cuenten con aproximadamente unos 1,5 millones de dólares en sus cuentas bancarias. Mientras que el resto de los mortales nos contentamos con ver cómo han transformado esta zona militar en una vivienda subterránea con piscina de toboganes, zona para practicar tiro y cine. 

“¡Bienvenidos al condominio Supervivencia!” 

“(…) ¡Hemos convertido un almacén de misiles nucleares en viviendas de lujo!”. Es lo que se puede leer al acceder a la página oficial de este proyecto conocido como “Survival Condo”, situado en Dakota del Norte (Estados Unidos).

Larry Hall, es el ingeniero encargado de la construcción de este ambicioso proyecto, construido según el para “personas exitosas, educadas y acomodadas” que quieran vivir tranquilos en casos de imprevistos, desastres naturales o pandemias provocadas por el hombre. 

“Este proyecto tiene las ventajas de permitir que los miembros sean dueños de una parte de la historia, la frescura de una base de misiles, la protección de un búnker nuclear endurecido y las características de un condominio de lujo”.

Apuntando a una de las estructuras artificiales más fuertes creadas hasta el momento, contando con todo lo necesario para vivir cómodamente. Con 15 plantas, 60 metros de profundidad y más de 5.000 metros cuadrados, puede llegar a albergar a más de 75 personas. 

Incluso tiene una tienda donde se puede adquirir productos frescos y esto es porque hay un sistema de acuicultura que se puede utilizar para criar peces como el salmón. Además, cuenta con la opción de cultivar vegetales orgánicos. Casi nada para vivir plenamente. 

En definitiva, es una vivienda vacacional del fin del mundo para que algunos sobrevivan cuando la vida no sea posible en la superficie. 

Para ver más fotos de este condominio de supervivencia, chequea su página web.  

Te recomendamos leer:“Conocer nuestras ciudades puede hacernos más felices”. 

Impactos: 61

Comparte

Escrito por

Kairy De Vasconcelos

Politóloga y Copywriter. CEO fundador de Libertate. Frenética de los viajes y de cualquier rincón en el mundo. @Kaikaydv