El arte de las relaciones a distancia

El arte de tener una relación a distancia es un reto complicado, no nos vamos a engañar.  Las ganas de verse, tocarse y compartir nuestro día a día puede que haga algo de daño, sin embargo, la distancia no tiene por qué suponer el fin de nuestra relación. 

No veas la distancia como un enemigo, sino como una herramienta para conocerse… 

Seguramente has escuchado o incluso has dicho alguna vez “amor de lejos felices los cuatro” (soy culpable). Pero nuestra época nos ayuda a dejar a lado nuestros prejuicios porque aunque no es lo ideal mantener una relación con alguien a miles de kilómetros, las relaciones a distancia sí funcionan.

Estas relaciones pueden permitir a las dos personas madurar y crecer, para así cuando se reencuentre tengan una relación más equilibrada, sana y fuerte. 

La distancia también te permite pensar y sentir con claridad cuán importante y valiosa es esa persona. El deseo de estar juntos se enciende continuamente y la expectativa por el otro es constante, llenando de emoción los reencuentros después de un tiempo prolongado de distancia.

Hay muchas maneras de minimizar la distancia: 

Hablar siempre que se pueda: La tecnología nos acerca mucho más, así que úsenla a su favor. En la medida de lo posible, sigan una rutina a la hora de comunicarse (al final del día por ejemplo) para contarse las pequeñas o grandes cosas que ocurrieron durante el día. Pueden verse en tiempo real a través de la pantalla. 

Pasar ratos juntos aunque sea a kilómetros de distancia:  hablen de todo, planifiquen, vean una serie o película, ejercítense juntos, estudien, conversen de lo que sea, organicen citas virtuales, preparen comida, compartan rutinas juntos eso fortalecerá más la relación. Afortunadamente en la actualidad, hay muchas aplicaciones súper útiles, divertidas y creativas para sentirte más cerca de tu amado.

Sexo, importante: No hay que privarse los momentos íntimos, es importantes entre ambos mimarse. No podemos tener ese contacto físico, esa caricia que nos da placer por eso para estos casos hay que usar nuestra imaginación, ser sensuales. No dejar que el deseo se pierde entre ambos. 

Tener expectativas y metas en común: Si ambos están en la misma sintonía y tienen objetivos juntos, sabrán que la relación valdrá la pena. Podrán trabajar juntos para conseguirlos. 

Sean honestas, siempre, siempre: Para lo bueno y para lo malo. Ni mentir, ni ocultar, y siempre que haya un mal entendido hablar las cosas, no se te puede olvidar que “hablando se entiende la gente”.

Confianza mutua: Sin esto no tiene sentido, en las relaciones a distancia se vuelve uno de los factores más importantes. Realmente no puedes saber que está haciendo tu pareja con exactitud, lo único que te queda es confiar en ella.

Ser detallistas: Más que regalos materiales, recuerda hacer comportamientos que dejen en claro lo que sientes por tu pareja, estas acciones son las que más importan (tanto en una relación normal como en una a distancia).

¡Planes, planes y planes!: Planifiquen viajes, lugares de encuentros distintos, salgan  y conozcan juntos. Comprométanse a trabajar muy duro y reunirse más temprano que tarde. 

Tengan su espacio individual: En las relaciones a distancia es mucho el tiempo que podemos llegar a pasar por separado, de manera que es fundamental (para nuestro bienestar emocional y el futuro de la pareja) tener nuestros necesidades individuales cubiertas. No dejes de hacer cosas para ti.

Merece la pena intentarlo

Una relación a distancia se puede disfrutar si nuestras vidas están llenas de buenos momentos y recuerdos inolvidables, pero también de proyectos y sueños propios. Un poco de organización y mucha comunicación harán que sea más fácil. 

Disfrutar el presente, de esa bonita conexión que tienes con esa persona que extrañas y amas. La decisión final está en ti, primero debes conocerte lo suficiente  como para poder pensar en mantener una relación a distancia, te repito no es fácil. Ten paciencia, recuerda que el tiempo que estén separados no será eterno, así que  hay que enfrentarlo con optimismo y ánimo y sobre todo con esfuerzo mutuo. 

Posiblemente el amor sin distancia, no sería amor. Agradezco el poder vivir una.   

 

 

Impactos: 20

Comparte

Escrito por

Kairy De Vasconcelos

Politóloga y Copywriter. CEO fundador de Libertate. Frenética de los viajes y de cualquier rincón en el mundo. Viviendo en Madrid, España. @Kaikaydv