Clóset ético.

¿Alguna vez has escuchado sobre la Pirámide del Clóset Ético? Pues en líneas generales, es una herramienta para comprar ropa de una forma más responsable con la sociedad y el planeta. 

Mientras revisaba instagram, me tope con una publicación de una cuenta muy creativa @Malvestida, dónde preguntaba a sus usuarios: ¿Cómo ser más responsables al comprar ropa?, lo que llamó mi atención inmediatamente y me pareció buena información para compartir. 

La moda es tan adictiva como contaminante

La moda, unas de las industrias más grandes del mundo y de las más contaminantes también. Según los datos, al año se consumen en el mundo al rededor de 70 millones de toneladas de ropa, haciendo uso de una gran variedad de recursos naturales y responsables de millones de emisiones de gases invernadero. 

Sin embargo, esta cifra podría disminuir de manera considerable si compráramos ropa de forma más consciente y responsable. Hoy en día, existen diversas marcas de moda sostenible, en su mayoría pequeñas empresas o iniciativas de autónomos que aplican factores sostenibles a todo el proceso de su fabricación, reduciendo las emisiones y apostando por el crecimiento local. 

Construir un clóset más ético y responsable. 

Anuschka Rees, escritora, viviendo felizmente en Berlín, Alemania, planteó en 2016 “La Pirámide de Clóset Ético”, la cual es un elemento que nos puede ayudar a definir prioridades y construir un armario más ético, según la autora

Guiándose y funcionando como la Pirámide Maslow, aquella que trata de explicar lo que impulsa a la conducta humana. Esta pirámide va de lo más básico (nivel inferior), haciendo énfasis en que es lo que debemos procurar hacer más seguido, y hasta arriba (nivel superior) encontramos lo menos prioritario, que serían las comprar que hacemos solo cuando las otras opciones se han agotado. 

Empezamos desde abajo:

Nivel 1. Valora y cuida bien la ropa que ya tienes: Sí, la prenda más sostenible, la más barata, la mejor es aquella que ya está en nuestro clóset. Antes de comprar algo, es importante que aprendamos a cuidar, reparar y transformar lo que ya tenemos. Eso significa que deberán reemplazarse con menos frecuencia y podrás comprar menos ropa en general, lo que reducirá tus gastos y más ahorro.  

Nivel 2. ¡Empiece a elegir mejor!: Compramos piezas nuevas aquí y allá, porque todo es muy barato. El resultado: un armario lleno de cosas que no nos vuelven locos. Y así seguimos comprando para llenar ese vacío, para reemplazar piezas imperfectas con mejores alternativas y finalmente sentir que tenemos suficiente para usar (es un ciclo interminable).

Entrénate para ser más selectivo cuando se trata de comprar ropa nueva. No compres cosas que sepas que no son ideales y que querrás reemplazarlas pronto. Compra pensando a largo plazo y crearás un armario mucho mejor y más satisfactorio. 

Nivel 3. Ropa de segunda mano. ¡Una buena opción!: Hoy en día existen muchísimas tiendas de segunda mano, la mayoría ya hasta hace envíos directo a tu casa. Estas prendas ya están en el mundo y si no las circulamos, pueden acabar en la basura, así que son una excelente opción.

Encontrar lo que buscas de segunda mano puede llevar mucho tiempo, pero a menudo vale la pena el esfuerzo a cambio de algunas piezas verdaderamente únicas. ¡Así que pruébalo, si aún no lo has hecho!

Nivel 4. Moda Nacional… ¡Apoyar el talento local!: Al comprar este tipo de marcas, impulsamos a la economía local, además de que son empresas con una producción menor, que necesariamente no tiene un impacto negativo tan grande como las globales en el planeta. 

Si tú quieres llevarlo un poco más lejos, puedes centrarte en comprarle a productores, por ejemplo, a mujeres que hagan ropa artesanalmente, amigos que están emprendiendo y así sabes que tu dinero les apoya directamente a crecer. ¡Esta alternativa me parece muy gratificante! 

Nivel 5. Moda Rápida: El nivel en el que todos estamos y seguimos recurriendo. Si compras moda rápida, (grandes marcas) no te sientas culpable, solo intenta que sea la menos posible (por eso es la punta de la pirámide) y recuerda cuidarla muy bien para que te dure mucho o pueda tener una segunda vida con otra persona. Intentemos ser más conscientes, aunque a veces las rebajas sean tentadoras!!!! 

Para finalizar… 

 Hay varias versiones, sin embargo puedes adaptar la pirámide a tu estilo de vida, a tu presupuesto y a tus propios gustos y valores. Si es una posibilidad cambiar tu clóset, y limitar tu consumo de moda rápida, este es un ejemplo de cómo arrancar. Recuerda que la pirámide no es tanto una orden sino una nueva manera de pensar en tu consumo que incluso puede extenderse a cómo compras otras cosas, desde muebles hasta alimentos. 

El mundo del consumo responsable es súper complicado y no es tan sencillo deshacernos de los hábitos que hemos adquirido a lo largo del tiempo, y mucho menos desentendernos de una cultura que quiere que cada semana haya una nueva tendencia en el mercado. Pero, si queremos un cambio, como consumidores tenemos una gran responsabilidad, que deben de unirse también a estás iniciativas de las empresas fabricantes si queremos cuidar de nuestro planeta. 

¡Así que hagamos un cambio real en nuestro clóset! 

Te recomendamos leer: “El Big Data en la toma de decisiones”

Impactos: 161

Comparte

Escrito por

Kairy De Vasconcelos

Politóloga y Copywriter. CEO fundador de Libertate. Frenética de los viajes y de cualquier rincón en el mundo. @Kaikaydv