Los 25 años.

Los 25 años, un punto de inflexión importante en la vida en el que quizá, tengas unas pocas o muchas dudas sobre qué hacer con ella, te sientes como popularmente se dice: “Más perdida que nunca”. 

Tranquila, como ves no todo tiene que ser un drama.

Se supone que no hay ningún estudio científico que certifique la crisis de los 25 años como un patología, pero sí es un fenómeno que atraviesa la mayor parte de la mujeres.  Es allí donde diversas etapas memorables se forman de experiencias que hemos tenido a lo largo de nuestra vida y que en algún momento, justo ahora, logramos entender y valorar.

Luchar contra varias cosas “típicas”  

¿Cuándo te vas de la casa?, ¿y el novio/a para cuándo? Estás perdiendo tu tiempo en eso, es hora de que pienses en formar una familia, yo a tu edad ya tenía casa, carro, hijos, perro, gato, pato, elefantes, etc…. Lo típico que dirían tus tías o familiares en reuniones. 

Si, se supone que es una buena edad para estar estabilizada, ser independiente o incluso empezar a pensar que no te queda muchos años para tu primer embarazo. Pero, cuando las expectativas no se cumplen es cuando llegan estas típicas preguntas a generar un problema: presión social. ¿Qué estoy haciendo con mi vida? 

¡Relájate! El momento llegará si dejas de buscar… 

Si no tienes una relación estable, comenzarás a sentir presión, pero, calma llegará todo a su debido momento. En vez de preocuparte por encontrar el amor verdadero para idear toda una novela romántica, es preferible vivir el ahora. 

Aprovecha tu dinero en viajes y en aventuras sola, con un grupo de amigos o con alguien que quiera unirse a tu plan. Disfruta cada momento de tu vida y no te detengas.

Hay cambios drásticos de tus amistades. Esto no quiere decir que te alejes de tus mejores amigos de toda la vida. No, pero si debes buscar esas personas que estén en la misma sintonía en la que te encuentres, que te aporten. Quizás tu amiga de toda la vida no entienda lo mucho que has cambiado y no comparta las mismas visiones que las tuyas, como otra amiga que la vida te pone en el camino  y te aporta mucho más en tu presente. 

Enfócate en lo que quieras hacer y en lo que realmente eres buena. Inicia un emprendimiento y pon a funcionar tus neuronas. Aprendes a darte cuenta de la mucho que vales, y no por que antes no lo hayas hecho, pero tienes mucha más seguridad en ti. Si alguien no te valora, sin problema le das la vuelta a la página y alejas a esa persona de tu vida. 

Plantéate en qué estás fallando, habla con otros sobre tus sentimientos, reconoce que debes hacer algo para cambiar lo que no está bien contigo. Escucha la opiniones de tus seres más queridos para encontrar un equilibrio en lo que deseas hacer. 

¡Hay que empezar a cuidarse! Tu cuerpo empieza a exigir física y mentalmente, depende de tu voluntad o tus metas de querer cuidarte, entrenando todos los días, mantente en forma, tomando agua, haciendo ayunos, masajes, cremas, vas pensando que sería ideal llegar a los 30 años como una diosa. 

De la crisis a oportunidades para mejorar!!

Recordemos que de una crisis es una oportunidad de oro para parar y reforzarse. Cada acción que hagas tendrá una reacción, ya sea positiva o negativa en cada ámbito de tu vida. Por más que haya gente apoyándote sabes que al final debes solucionar tus propios problemas, y créeme no hay nada más satisfactorio que saber que puedes hacerlo sola. 

Permítete sentir, respirar, reflexionar y tener un tiempo a solas. Escucharte y aceptar quien eres, te servirá para levantarte y continuar por ti misma todos los días con 25 y con más años. 

Impactos: 11

Comparte

Escrito por

Kairy De Vasconcelos

Politóloga y Copywriter. CEO fundador de Libertate. Frenética de los viajes y de cualquier rincón en el mundo. @Kaikaydv